¿Qué debemos tener en cuenta antes de adoptar un perro?

Se acerca la Navidad y, como cada año, en las cartas de muchos niños se pedirá a los Reyes Magos y Papa Noel una mascota. Muchas de ellas, compradas o adoptadas por los padres por insistencia de los niños más que por propia voluntad, acabarán unos meses después en la protectora, en la perrera o en la calle.

Por ello, pedimos a todas aquellas personas que estén pensando en regalar un animal, que lo hagan con la conformidad de la persona o, si se trata de un niño, de sus padres y siendo todos ellos conscientes de la responsabilidad que conlleva.

¿Qué plantearnos antes de adoptar un perro?

Los cachorros y sus dientes

¡Qué monos son los cachorros! Da gusto verles corretear felices, descubriendo un mundo nuevo para ellos y, sobre todo, mordisqueando todo con sus pequeños dientecitos. ¡Ah! ¿Eso no es divertido?

Debemos que tener en cuenta al adoptar a un cachorro que, en sus primeros meses, tienen unos preciosos y puntiagudos dientes y, cuando comienza el cambio de dentadura, esto será muy molesto e intentarán morder todo lo que pillen.

Un perro educado, una familia feliz

Nuestro perro no nace aprendido. Poco a poco deberemos educarlo y enseñarle lo que está bien y lo que está mal. Además, habrá ocasiones en las que no podamos hacerlo solos y tengamos que contar con la ayuda de un adiestrador o un etólogo.

Cuando decidimos añadir un miembro peludo a la familia debemos plantearnos si ante esa situación cogeremos el toro por los cuernos y buscaremos ayuda o no. Si no estamos dispuestos a encontrar la solución, cueste lo que cueste, es mejor que no tengamos una mascota.

Gastos y más gastos

Un perro nos supondrá unos gastos fijos como las vacunas anuales, las desparasitaciones internas y externas o su alimentación.

Además, puede que nuestro perro enferme o tenga unas necesidades específicas que hagan que estos gastos aumenten más de lo que podemos imaginar. Si nuestro perro necesita una operación, ¿Podremos pagarla? Y si necesita un pienso especial (=caro) ¿Podremos permitírnoslo?

El perro, un animal social

El perro es un animal social y, como tal, necesitará que pasemos tiempo de calidad con el. Por una parte, necesitará sus paseos diarios en los que olisquear, investigar, correr, jugar con otros perros, etc. Lo ideal es que a lo largo del día salgamos al menos 3 veces con él y uno de estos paseos dure, al menos, 30 minutos. Pero luego cada perro tendrá unas necesidades específicas que pueden requerir una actividad física mayor.

Además, nuestro perro también necesita tiempo contigo en casa. Puedes aprovechar para jugar más tranquilamente con el, enseñarle trucos o simplemente tumbaros juntos a darle mimos.

¿Cuentas con el tiempo necesario para proporcionarle todo eso?

Las vacaciones

Cuanto lleguen las esperadas vacaciones ¿Has pensado que vas a hacer con tu mascota?

Puedes llevarlo contigo, cada vez existen más hoteles que admiten mascotas, pero no siempre será posible.

En el caso de quedarse tendrás que contar con un familiar o amigo de confianza que se quede con el o optar por una residencia de mascotas. Dentro de estas últimas lo ideal es que visites primero la residencia y compruebes las condiciones de la misma y has de tener en cuenta el coste que supondrá.

¿Qué más debemos tener en cuenta?

  1. Dueños responsables: Si tenemos un perro debemos ser responsables, recoger sus cacas y tenerlo vigilado en todo momento esté suelo o atado. Por mucho que nuestro perro ”no haga nada” puede haber gente con miedo a los perros u otros perros con miedo o con rechazo a los que puede molestar.
  2. No es un regalo: En ningún momento un animal puede ser un regalo. Es una decisión que debe ser tomada de forma responsable por toda la familia ya que afectará a todos y cada uno de ellos.
  3. Tu hijo no se hará cargo de él: Ten en cuenta que, si adoptas a un animal por insistencia de tus hijos, debes estar dispuesto a ocuparte de él ya que ellos casi seguro que no lo harán.
  4. No te dejes engañar por las apariencias: Un cachorro es muy bonito, pero necesita mucho tiempo para educarlo y acabará creciendo. Y esa raza que tanto te gusta puede que necesite 3 horas de ejercicio diario que no puedes darle. Por ello, ve a una protectora y déjate aconsejar por ellos, te ayudarán a elegir un perro que se adapte a tu estilo de vida.
  5. No compres: Las protectoras están llenas de animales buscando un hogar. Puede que nos llame mucho la atención ese cachorro en el escaparate pero, ¿Sabes lo que hay detrás? Nuestra amiga Sandra nos lo contó hace muy poco.

¿Lo has repasado todo y estas dispuesto a ello? ¡Entonces estoy segura de que adoptar a un perro será una decisión de la cual no te arrepentirás!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s