Antes de dejarte salvar por un exótico…

Los animales exóticos son todos aquellas mascotas que no sean perros ni gatos. Podemos hacer 6 grandes grupos: pequeños mamíferos, aves, reptiles, anfibios, peces y artrópodos.

dsc_0846sdEn nuestro país hay cerca de 11.000 mascotas que forman parte de estos grupos. Desgraciadamente, ya sea por desconocimiento o desgana, no se mantienen en las condiciones adecuadas y esto suele tener malos resultados.

Para mí, la clave es la biología del animal. Conocer sus hábitos, su dieta, su carácter es lo más importante para mantener la mejor calidad de vida posible.

Que un conejo no corra por la casa, darle pienso toda la vida a un hurón, no poner lámparas de UV en un terrario, una jaula redonda para un loro o administrar gambas deshidratadas sin complementos como dieta de tortugas son ejemplos de falta de información que puede resultar fatal para nuestros colegas ya no a niveles de salud física, que también, sino de salud mental y de comportamiento.

Si un animal es, en la naturaleza, depredado como los conejos o los loros, debemos proporcionarles lugares seguros donde puedan controlar todo “sin ser vistos”, colocando las jaulas en esquinas para que se sientan protegidos o, para loros, en lugares altos.

Los animales como las serpientes o los lagartos prefieren la isnakentimidad de sus refugios mientras que las ratas o los agapornis prefieren el trajín de la zona más movida de la casa. Otros como las ranas, los artrópodos o los peces son indiferentes a ti y quieren vivir su vida libremente aunque un humano les observe a menudo y sea tan majete de darles la comida.

Al igual que, como he dicho antes, no podemos dar a un hurón únicamente pienso tampoco podemos tener un canario solo con alpiste. Todos los animales necesitan variedad de alimentos, atendiendo a que ciertos componentes son tóxicos para algunas especies (infórmate antes de darles). Ellos pasan la mayor parte del tiempo metidos en sus instalaciones, ya sean jaulas o terrarios, y para hacerles la vida un poco más entretenida podemos utilizar lo que se conoce como “enriquecimiento ambiental”.

El enriquecimiento ambiental no es más que utilizar juguetes o componentes externos para esconder la comida y que les sea más complicado buscarla. Es decir, que no sea poner la comida y que se la coman. Algo de diversión nunca viene mal. Dependiendo de su especie y de la época del año, este enriquecimiento puede ser congelar las frutas y hacer un helado, utilizar un Kong para distribuir el pienso (sí, este invento no es solo para perros jeje), calentar los pinkies y, con una pinza, moverles como si estuvieran vivos…todo lo que se te ocurra puede servir.

Podemos jugar con los conejos, cobayas y ratas ya que son animales gregarios, diurnos y sociales pero si tenemos un hámster mejor dejarle a su rollo. Las cacatúas tienen más carácter, los guacamayos son más bonachones. Las tortugas de agua son más territoriales y las pogonas suelen ser majas. Cada especie es un mundo y lo mejor que puedes hacer es, antes de dejarte salvar por uno de estos enanos escamosos, plumíferos o peludos, conocer su biología y especialmente: alojamiento, manejo y alimentación.

dsc_2057erd

Anuncios

Un comentario en “Antes de dejarte salvar por un exótico…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s