Por qué no debes comprar nunca un perro en una tienda de animales

A cualquier persona que le gusten un poco los perros, pase por delante de una tienda de animales y vea en el escaparate esas pequeñas bolas peludas completamente irresistibles, no puede evitar pararse para segregar oxitocina al ver a esos cachorros que, aún en las condiciones en las que se encuentra (encerrado entre cuatro paredes y sin su madre y hermanos) es capaz de mover su pequeña cola y mirarte con esos brillantes ojos. Entonces, muchos se plantean la posibilidad de comprar ese perro que luce tan pomposo en ese escaparate, pero la realidad es muy diferente.

Ese perro que luce tan sano y que te venden con su cartilla reglamentaria no es lo que parece. Para empezar los datos de la cartilla son falsos y las condiciones médicas y psicológicas del perro dejan mucho que desear. Y te preguntarás, ¿por qué? Pues porque el negocio de los cachorros es un negocio que mueve muchísimo dinero.

Hay mafias que se encargan de criar cachorros en las más míseras condiciones higiénicas y sanitarias que por cantidades ínfimas de dinero son vendidos a tiendas de mascotas donde se encargan de sacar lustre a los cachorros para que luzcan “vendibles”.

Un cachorro sano no debe separarse de su madre hasta los 2 meses de edad. Los cachorros que se venden en las tiendas de animales son separados con menos de un mes de su madre y hermanos en estas granjas o fábricas de cachorros, es metido en un camión que recorrerá miles de kilómetros para llegar a su destino: los escaparates de las tiendas, donde son vendidos por cantidades de dinero que llenan los bolsillos a los más desaprensivos.

Como las instituciones gubernamentales no hacen mucho por parar este tráfico de animales, permitiendo que los cachorros sigan siendo vendidos sin ningún tipo de inspección, está en nuestras manos cortar con este negocio: no compres ningún perro.

Todavía hoy no entiendo cómo la gente es capaz de gastar dinero comprando un animal. El hecho de pagar dinero a cambio de algo (en este caso de alguien) convierte a ese ser en una simple transacción, fruto de un capricho: lo quiero, lo compro.

La mayoría de perros se compran por capricho. ¡Un animal no es un capricho! El perro es un ser con emociones mucho más cercano a nivel psicológico y emocional al ser humano de lo que una persona pueda imaginarse, pero los estudios científicos han demostrado que sufren y padecen igual que nosotros, por lo tanto, y desde aquí, me gustaría mucho invitaros a la reflexión: centenares de perros en cada ciudad española esperan una sola oportunidad para demostrar cuánto amor y compañía pueden dar sin ningún tipo de condiciones.

Con la llegada de las Navidades, aumentan los perros como regalo, y no, no son precisamente perros de protectoras. Normalmente son cachorros comprados en tiendas con su lazo en el cuello.

Las personas que nunca se han acercado a una protectora seguramente pensarán que los perros que allí se encuentran son perros enfermos, peligrosos o sin raza, pero la realidad es que hay perros de toda clase: cachorros, adultos, ancianos, hembras y machos, sanos y enfermos, bonitos y preciosos, de todos los tamaños y formas, de raza o mestizos…

Siempre recomiendo visitar al menos una vez en la vida una protectora, porque sin darte cuenta conectas con un perro que no era ni mucho menos el que te habías imaginado: pero salta la chispa entre ambos y es cuando sucede la magia: lo adoptas, lo llevas a casa y empiezas a compartir experiencias emocionantes e inolvidables.

No compres, adopta. Acabemos entre todos con el negocio de las fábricas de cachorros.

Anuncios

3 comentarios en “Por qué no debes comprar nunca un perro en una tienda de animales

  1. Cristina dijo:

    Me encanta lo ke has escrito…yo tengo en casa el resultado de tres caprichos de tienda gusy(yorky),simba(lo compraron creyendo ke conpraban un golden) y yack(schnauzer)….me da pena ke la gente kiera una raza porke cuando dicen kiero una raza en realidad se delata el solo que quiere un objeto de lujo no un amigo de por vida…ojala estas navidades haya un milagro navideño y alguien pare el trafico de cachorros y se no haya abandonos

    Me gusta

    • perruma dijo:

      ¡Muchas gracias por tus palabras, Cristina! Si hay un momento propicio para soñar, esas son las navidades. Me uno a tu sueño! ¡Ojalá se acabe con las mafias que trafican con seres vivos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s